martes, 27 de marzo de 2012

wig in a box

Por fin terminé los exámenes de este trimestre. Parece mentira cómo se enlaza de rápido una evaluación con la siguiente...
Pero de esta Semana Santa no pasa eso de quedar y volver a ver Hedwig and the Angry Inch. Hace ya más de un año que Tom, Nebai, Abril y yo nos reunimos en una noche desastrosa y confusa (la misma noche que creamos ese blog al poco tiempo abandonado) para ver, entre otras cosas, esta película. Desde entonces tengo ganas de volver a verla.
Un día, hace ya varios meses, mi hermana me la regaló por sorpresa. No era mi cumple, ni Reyes, ni nada por el estilo. Pero ella me la regaló sin más. Y yo (qué mala hermana) todavía no he estrenado el DVD.
Pero repito: de esta Semana Santa no pasa.

Mientras tanto, uno de los maravillosos temas que tiene: Wig in a box, que creo que además es el favorito de mi amigo Tom. Es sólo una pequeña muestra de cómo esta película afronta la tragedia con una elegancia, una alegría y una música inmejorables.



Os animo a todos a cantar el estribillo cuando aparece la letra en la parte inferior de la pantalla. Disfrutad.

4 comentarios:

Tom/Shine. dijo...

Que curioso, estuve ayer pensando en este tema, cuando en la madrugada las calles están vacías y te dan ganas de cantar...
"Suddenly I'm miss Farrah Faucett from T.V., until I wake up, and i turn back to myself"
Buenos temas los de Hedwig!
See ya!

Anastasia dijo...

Yo me pongo esta canción cuando estoy un poco triste o sin ganas de hacer nada. Y lo cierto es que no me sirve para animarme. Pero es bonita.

Gracias por pasarte,
¡muchos besos!

noname dijo...

No la podías describir mejor. Es la mejor de la peli, y a mi si que me anima, un animo no muy muy alegre pero reconfortante, la mejor medida es el glamour ;) a ver si la vemos de nuevo besos

Anastasia dijo...

Me gusta eso que dices de un ánimo no muy alegre pero reconfortante. Eso sí que describe bien el tema. Porque es una canción que te anima (por su calidad, por el glamour mencionado, por la música...) pero la letra es increíblemente conmovedora...

Gracias por pasarte, ¡un beso!
Y en cuanto terminemos exámenes: a mi casa todos a verla.