martes, 15 de mayo de 2012

in a stew

Hace ya más de una semana que tengo en mi poder el nuevo disco de The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers. Sin embargo, es tiempo lo que no he tenido y lo que, por tanto, me ha impedido compartir con vosotros la opinión sobre este álbum, In A Stew.
 Además, mis ganas de hablar de este disco aumentaron cuando el domingo tuve la oportunidad de ver al grupo en directo en el Universimad. Les había visto a finales de octubre en Joy Eslava, en una actuación fantástica, pero que no llegó a la media hora de duración, ya que actuaban dentro del Festival Wolfest, en el que también participaban otros grupos como Ladies & Monkeys, Pepper & The Stringalings o Legs Indeed. El concierto del domingo, aunque también muy corto (tan sólo tres temas), mereció mucho la pena; en unos pocos minutos, los cuatro miembros de la banda demostraron la fuerza que tienen sobre el escenario y dejaron claro que el haber sido ganadores del Concurso UCM era algo más que merecido.



In A Stew comienza con una canción fresca y pegadiza: Surrealistic Kind Of Love, con unas guitarras que anuncian desde el principio cómo es el estilo de la banda y con unos coros fantásticos. Una muy buena canción para comenzar el álbum.



El disco continúa con Easy Go, Easy Come, con fuerza, con ritmo y con más de lo que hemos podido disfrutar ya en el primer tema.
La tercera canción, Everybody's Lover,con la voz de Roscoe Moses, me parece otro temazo increíble. Como el resto del disco, suena mucho a Beatles. Además, todo está increíblemente cuidado y parece que cada nota encuentra su debido sitio y que todo suena tal y como debe de sonar.
Still Got Time empieza tranquila, tan sólo con la voz de Rafferty Rufus y con guitarra. Y, hacia la mitad de la canción, en medio de esa calma, entra la batería de Lete G. Brown y hay un cambio de ritmo para dar paso también a un solo fantástico; pero a pesar de todo la calma sigue. Y llegan los coros, los coros que (hechos por diferentes personas) aparecen a lo largo de todo el disco. Hay que escucharla, es una muy buena canción.
Y llegamos así al quinto tema, llamado I Offered Hey My Rose, sin duda uno de mis favoritos. Con un ritmo envidiable. Y de nuevo la voz de Roscoe Moses y los coros de Marta Cabrera.
El siguiente tema es Intentionally Known, con una guitarra limpia y con una melodía perfecta.



El séptimo tema del disco, titulado Sweet Lady Of My Heart, es otro de mis favoritos. Además, quien lo escuche sabrá apreciar al grupo en todo su esplendor. Es un temazo, una de esas canciones que culaquier grupo envidiaría. Con escuchar este tema ya queda claro que The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers no es un grupo cualquiera, sino una de las mejores bandas emergentes de nuestro país. La guitarra, la melodía vocal, el bajo, el sonido de la viola, la letra sencilla y clásica (como debe ser)... y, de nuevo, los coros. Perfecto de principio a fin.



A Lie In Your Head es una de las canciones que primero esuché de esta banda. Es tranquila. Se quedó grabada en mi cabeza durante mucho tiempo... Muy grande.
Asi llegamos al que es el noveno tema de este disco que sabe mezclar estilos como el rock o el folk de la mejor manera posible. In Search Of The Holy Bean es genial. Ya hablé anteriormente de esta canción en el blog. Me encanta la mezcla de guitarras y los coros ("La LaLa LaLa"). Y el bajo de Rodrigão Dos Santos, fantástico. Además de que me parece increíble el juego que hacen estos chicos entre el nombre que le han puesto a la banda, el nombre de su disco y el título de cada tema.
Smile es la décima canción de este álbum. No sé si es por los mencionados coros o por qué, pero me recuerda a los Decemberists. Y eso es siempre bueno. Me parece un muy buen tema también por parte de las guitarras. Vuelvo a repetirlo: todo está donde debe estar; nada sobra y nada falta; cada tema es exactamente como debe ser.
Llega D Woman, con la voz de Roscoe Moses de nuevo. Suena increíble. Y antes de que quieras darte cuenta llega a su fin.
Para terminar, los Baked Beans nos ofrecen una canción más country. Suena un poco incluso a Johnny Cash, pero siempre con ese toque Beatle. El ritmo es increíble, gracias al bajo de Rodrigão Dos Santos y a la batería de Lete G. Brown. Y las voces le aportan la vida necesaria a esta canción, como para decirnos que no todo acaba aquí, que siempre nos quedarán todos esos maravillosos directos para poder disfrutar de más temas como estos doce. Sin duda, uno de los mejores álbumes que he escuchado últimamente.

3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

No están mal los enlaces. De hecho, sólo por el nombre que tienen, ya merecen una escucha. ¡Besos!

Cliff Tuna dijo...

Thanks for posting this, I need some new songs to freshen up my old and boring playlist hahaha :D

Anastasia dijo...

Alex Palahniuk...
sí, el nombre es una genialidad ciertamente. Y no es lo único por lo que merecen ser escuchados. Son muy grandes, de lo mejorcito actualmente.


Cliff Tuna...
thanks for the comment! I hope you enjoy this music! This band is so good.