martes, 20 de septiembre de 2011

carlos díez (cibeles madrid fashion week)

Como prometí, hoy os voy a hablar del desfile que ayer tuvo lugar en Cibeles por parte de Carlos Díez.

El desfile tuvo su comienzo (y su posterior desarrollo) como si de una fiesta de pijamas se tratase. Las modelos llevaban dos coletas altas en colores llamativos -como el rosa fucsia- o en blanco, y se movían al mismo tiempo que caminaban hacia el final de la pasarela; y también llevaban unos coloretes geniales.

Las primeras modelos han salido con partes de arriba muy anchas, con estampados de todo tipo y con rayas rojas y rosas que me han encantado. Por abajo, llevaban mallas muy llamativas, en rosa fucsia muchas de ellas. Y a veces, para que la perfección fuese mayor, éstas iban combinadas con zapatillas Converse en amarillo.
He de decir que se nota que las modelos agradecían -entre tanto tacón de aguja y tanta plataforma- llevar unas zapatillas planas y cómodas como son las Converse de toda la vida y que se notaba que con ellas podían andar mucho mejor. Carlos Díez nos tiene acostumbrados a enseñar en sus desfiles zapatillas de esta marca personalizadas por él. A veces, les pone alza y crea un mezcla muy curiosa entre las Converse y los Creepers.
Esta vez el corte de la zapatilla era clásico, aunque bien es cierto que muchas de ellas (sobre todo las que eran blancas o negras) tenían la suela roja; quizá se trate de un extraño homenaje a Louboutin.

Después de todas estas prendas dignas -como ya he dicho- de la fiesta de pijamas más divertida del mundo, han llegado prendas más ajustadas. Eran prendas que al parecer Carlos Díez ha diseñado para la firma Jockey. Tops, culotes, monos extraños y bodies componían esta serie de ropa ropa interior. Todas las prendas tenían un mismo color negro y todas tenían también cordones (como los de los corsés) en un color rosa muy llamativo.
Lo único malo que puedo decir sobre esta parte del desfile es que, debido a mi fijación con los tejidos naturales, no me gusta nada que esta serie de prendas de ropa interior esté realizada en 'lycra'. Es cierto que con otros tejidos (como el algodón) no habrían quedado prendas tan ajustadas y que otras fibras naturales (como la seda) son mucho más caras, pero la gente debería concienciarse de que no es bueno llevar sobre la piel productos que derivan del petróleo.

Más tarde han llegado prendas que me han recordado mucho a otro desfile del diseñador al que fui. Combinaban el blanco y el plateado; es algo muy característico de Carlos Díez, le da un toque entre ochentero y futurista (si bien estos dos términos tienen en el fondo mucho en común).
También han aparecido durante el desfile las rayas blancas y negras (muy Bitelchús). Me ha encantado un vestido que llevaba un chico; tenía estas rayas y era de tirantes, por encima de la rodilla... fantástico. Y también quiero comentaros lo geniales que eran unos pantalones anchos que llevaba una chica -también de rayas blancas y negras-, increíblemente vaporosos.

Carlos Díez es, sin duda, uno de los diseñadores más originales que tiene el panorama español en la actualidad, y está claro -por el público que asiste a los desfiles- que también es uno de los más queridos, admirados y apoyados por las nuevas generaciones.
Si es que, cuando haces que todos tus modelos salgan a desfilar con la cara llena de marcas de pintalabios como si hubiesen sido besuqueados insistentemente por alguna tía abuela loca, ¿cómo no vas a gustarle a la gente?

3 comentarios:

Alex Noiser dijo...

Chica, deberías estudiar diseño tú, ¿eh?

noname dijo...

que genial tu vision tan poco petrolera, jajja lo entiendo,ya he visto las fotos, me encenta una chaqueta de ¿lentejuelas? plateadas, genial, y el estilo bitelchús, jeje y me ha sorprendido que en mitad del show meta ropa ¿interior? muy extraña, que me encanta, ya sabes, pero no entiendo muy bien la continuidad, ni tampoco se si es necesario una continuidad en una coleccion.

Anastasia dijo...

Alex Noiser...
estudiar diseño para mí sería genial, la verdad. De momento creo que empezaré por Bellas Artes. Y luego... pues sí, Diseño sería genialísimo.


noname...
me alegro de que te guste (tanto el 'post' como el desfile de Carlos Díez).
Creo que sé cuál es la chaqueta de lentejuelas plateadas de la que hablas. Lo de la ropa interior es genial (salvo el material, ya sabes que soy muy maniática en eso), y no creo que importe que no siga una línea clara durante todo el desfile.
Si te das cuenta, todos los desfiles de Carlos Díez (y en general los de la mayoría de diseñadores) están divididos en tres partes. En cada una de ellas enseñan un tipo de ropa. En este caso, en la primera parte había prendas anchas y mallas, en la segunda había ropa "interior" y en la tercera, la combinación blanco+plateado. Hay una continuidad dentro de cada parte; pero cada parte no continúa necesariamente a la anterior.


Gracias a los dos por pasaros y comentar. ¡Besos!