sábado, 12 de noviembre de 2011

ronky

Ya tengo en mis manos el nuevo disco de Pepper & The Stringalings: Ronky. Y estoy algo más que contenta con él. Totalmente recomendable, lo tiene todo.



Comienza con Shot of your love, que tiene una fuerza inmensa, una potencia que impacta desde que empieza hasta que termina el tema. Con un estribillo realmente fantástico y un final explosivo. Creo que es una canción muy buena para desencadenar, uno tras otro, los temas que componen este Ronky; porque, cuando un álbum empieza así, te promete muchas cosas...

Shot Of Your Love de Pepper & The Stringalings  Shot of your love-Pepper & The Stringalings

La siguiente canción es una de las dos "Ronky" que hay en el disco. Se llama Ronky monkey y comienza con el bajo tan sólo. Pero luego el tema se vuelve digno de formar parte de las mejores bandas sonoras.
La siguiente es una de mis favoritas, no sé si por su melodía fácil de recordar o por la genial combinación de voces, que parece hipnotizarte. Se llama Prinstriped bullet, un título tan curioso como la canción en sí. Recuerdo que ésta me gustó especialmente en el directo en la Joy, porque todo el público comenzó a tararearla.

Pinstriped Bullet de Pepper & The Stringalings  Prinstriped bullet-Pepper & The Stringalings

Después, llega otra de mis favoritas: Baby in blue. Desde mi punto de vista es diferente al resto; hasta la voz cambia. Con una melodía fantástica y un piano que termina de ponerte en situación, te dan ganas de bailar a lo Mia Wallace delante de todo el mundo.

Baby In Blue de Pepper & The Stringalings  Baby in blue-Pepper & The Stringalings

La siguiente es Love dies alone, que vuelve a repetir esa hipnótica combinación de voces de la que he hablado antes. Aunque con una melodía calmada -y bastante melancólica-, te cuenta una historia triste y tiene un "no-sé-qué" que hace que tengas que volver a escucharla una y otra vez.
Luego viene Guns on your soul, que vuelve a recuperar la energía de los primeros temas, con un ritmo, una melodía y una letra que nos transportan al rock más clásico y nos confirman el poder que tiene esta banda madrileña de recordarnos la mejor música de otras épocas.
Lose your mind llega en ese momento, pegadiza y animada, con el ritmo de una pandereta. Te dice "You're gonna lose your mind, lose your mind. You're gonna lose your mind, lose your mind". Y te lo repite en el estribillo tantas veces que al final parece que es cierto que vas a perder la cabeza. Consigue perfectamente que te identifiques con  ese sentimiento de locura; os lo digo yo, que llevo toda esta semana en clase con esta canción en la cabeza, sin poder dejar de repetírmela una y otra vez a mí misma. Es realmente fantástica.
La siguiente, Life in paradise, es una canción mágica, que te transmite una extraña sensación de liberación cuando llega el estribillo. No sabría explicarlo bien, no sé por qué sucede eso, pero os aseguro que si la escucháis os recorrerá un escalofrío por todo el cuerpo; es otra extraña -aunque genial- composición.
Después llega Fondue, que nos habla sobre gotas de chocolate y sobre sensualidad. Y si juntas esas dos cosas el resultado tiene que ser perfecto ("I'm a chocolate tear that cross your skin"). Este es otro de los temas más potentes y con más fuerza del disco, que comienza con un 'riff' realmente brutal y continúa de una manera no menos espectacular.

Fondue de Pepper & The Stringalings  Fondue-Pepper & The Stringalings

La siguiente es Ronky donkey, donde la locura parece estallar del todo. Me parece realmente una melodía fantástica; es otra de mis favoritas del disco; el estribillo es brutal de verdad. Dan ganas de agitar la cabeza de un lado a otro, de perder el control y de perderse entre la gente, saltando. Es la típica canción que como público se agradece que se toque en un concierto; es una de esas que te hacen disfrutar a lo grande.
Llega entonces Oh, baby, otra de esas que, desde la primera vez que las escuchas, te suenan a clásico. Es un tema de esos que te calman y te alteran al mismo tiempo, que te emocionan.
La última canción del disco se llama Please. Con un piano que te conmueve y una voz que -si ya ha dado muestras de su grandeza a lo largo del disco- se confirma aquí como potentísima.

Please de Pepper & The Stringalings  Please-Pepper & The Stringalings

Ha sido con este tema con el que concluye el disco con el que hoy nos han obsequiado estos chicos en la presentación de su nuevo trabajo en Polimúsica (Madrid). También nos han hablado de cómo fueron esas semanas de grabación, de la diferencia entre subirse a un escenario e interpretar los temas en un estudio e, incluso, de que ya están ansiosos por grabar su segundo álbum.
De momento, os puedo asegurar que merece mucho la pena escucharles. En su página web (http://www.pepperandthestringalings.com/) podéis escuchar el disco completo. Eso sí, sólo os advierto de que es adictivo...

2 comentarios:

Alex Noiser dijo...

Todo suena estupendo, me chequearé más al grupo, cuánto tiempo sin pasar por aquí, ¿todo bien?. Espero que sí! Besos.

Anastasia dijo...

Me alegro mucho de que te guste, Alex. La verdad es que vamos a tener que estar muy pendientes de estos chicos, porque parece que van por muy buen camino.

Es un placer volver a tenerte por aquí. La verdad es que todo va bien, aunque con los exámenes he tenido que bajar un poco mi ritmo de publicación...

Por lo demás, ninguna novedad, ¿tú qué tal?

Un beso.