domingo, 15 de enero de 2012

21

 
Uno de mis regalos de Reyes ha sido el disco 21 de Adele. Lo tengo desde hace aproximadamente una semana, pero ya lo he escuchado muchísimas veces. No cansa. Es fantástico.
Muchas de las canciones las conocía ya de antes. Otras me han sorprendido.

Comienza con el que probablemente sea su tema más famoso: Rolling in the deep. Es un temazo, no me digáis que no (que además tiene un pedazo de vídeo).
Y luego llega Rumour has it, en la que Adele me recuerda a Tina Turner, no sé por qué; no sé si es la voz o si es el ritmo de la canción (el estribllo increíblemente pegadizo) o si simplemente se trata de una asociación que yo hago sin motivo alguno...
La tercera pista del álbum es Turnig tables. Es increíble cómo me emociona, cómo empieza con ese teclado. Y la voz de ella en este tema es alucinante (como siempre, para qué engañarnos). El principio es brutal "Close enough to start a war..." y el estribillo tiene una fuerza increíble.
Y encima luego empieza Don't you remember, que creo que es una de mis favoritas del disco. La letra también es emotiva: "When was the last time you thought of me, or have you completely erased me from your memory?".
La siguiente canción aunque sólo sea por el título ya lo tiene todo: Set fire to the rain. Me parece un título increíble, y más cuando descubres que el tema al que le da título es igualmente maravilloso. La voz de ella me parece diferente y tiene otra atmósfera. No sé explicarlo mejor, lo siento. Simplemente escuchadla. Y cuidado porque yo llevo varios días sin poder quitármela de la cabeza...
La siguiente es He won't go, quizá algo más normal, más típica. No sé por qué (pensaréis que se me está yendo la cabeza y ni siquiera podré negarlo) me recuerda a aquel exitazo de Natalie Imbruglia del que no recuerdo el nombre.
Take it all es el siguiente tema de este álbum, cuyo estribillo (sobre todo por sus coros) me recuerda a las mejores voces femeninas, sobre todo a las mejores voces femeninas negras. E incluso me recuerda a la etapa 'soul' de Bowie, cuando el Satation to station.
La introducción de I'll be waiting me encanta. Es un tema maravilloso, no sólo vocal sino también instrumentalmente. Y ese estribillo; y de nuevo esos coros... Que tenéis que escucharlo, de verdad; que te hace temblar.
Luego comienza de una manera más calmada One and only, la típica canción con la que te pones tonta, un tanto romántica pero con fuerza, mucha fuerza. Y ese final repetitivo en el que dice "I know it ain't easy giving up your heart".
La siguiente, Lovesong, también empieza serena e íntima, sencilla y luminosa al mismo tiempo. Además, la letra dice todas las cosas que se supone que debería decir una canción con ese título: "However far away I will always love you".
Y luego llega otro de los mayores éxitos de la cantante: Someone like you. Otro temazo de esos que te hacen decir "Madre mía, qué voz". Y, sin embargo, a pesar del visrtuosismo y la capacidad para lucirse que tiene esta mujer cuando canta, es fácil sentirse identificada con aquello que dice en sus canciones. Es una combinación perfecta.
El penúltimo tema de este álbum, If it hadn't been for love, comienza con un estilo que resulta un tanto cabaretero, teatrero, mágico. Sencillo y adictivo, nos trae imágenes a la cabeza dignas de las grandes películas en blanco y negro; nos transporta a otra época.
Por último, Hiding my heart nos anuncia el final del disco, y lo hace de una manera pausada pero aún enérgica, que nos dice que Adele todavía tiene mucho que ofrecer -esperemos- en un futuro.

6 comentarios:

Tom/Shine. dijo...

Está todo en mi lista de 'must have it', mas de una vez me lo han recomendado, tendré que subirle de prioridad.
See ya!

Víctor Hugo Sánchez Salamanca. dijo...

Ojalá que así sea:)

Mr. Self Destruct dijo...

No la he escuchado detenidamente, pero sus canciones no están mal. Y ella es guapita. Besotes!

Anastasia dijo...

Tom/Shine...
pues sí, tienes que escucharlo YA. Yo me arrepiento de haber tardado tanto. ¡Discazo!


Víctor Hugo Sánchez Salamanca...
cruzaremos los dedos por ello...


Mr. Self Destruct...
tienes que escucharlo, de verdad. No le falta fuerza; lo tiene todo.
Y además ella es elegante a más no poder.


Gracias a los tres por pasaros. ¡A escuchar todos este 21!

Chupi dijo...

Hola, por mi curiosidad de ver contenido de los blogs de gente que hacen comentarios he llegado hasta aquí, en este caso creo ha sido por Johnny.
El disco que mencionas se merece toda la atención, al principio no le preste mucha por tanta publicidad comercial con la que nos han bombardeado pero después de escucharlo entero varias veces ratifico lo que dices, es un muy buen disco, tiene todos los ingredientes.
Saludos.

Anastasia dijo...

Para empezar, bienvenido Chupi. Me alegro de que hayas encontrado este blog y de que te unas a participar comentando en él.
Además, tienes razón en lo que dices sobre el disco. La verdad es que no siempre la publicidad ayuda a este tipo de artistas; a veces consiguen que nos saturemos sin apenas escucharlos. Pero Adele se merece una segunda escucha. Es muy grande.

De nuevo: bienvenido y gracias por pasarte y comentar. Espero verte de nuevo en este espacio.