domingo, 5 de febrero de 2012

carlos díez (cibeles madrid fashion week)

Antes de nada, quiero aclarar que la pasarela en este blog seguirá siendo mencionada bajo el nombre de Cibeles, aunque el nombre actual sea "Mercedes-Benz Fashion Week Madrid". De hecho, las dos salas donde tienen lugar los desfiles se llaman "Sala Mercedes-Benz" y "Sala C Coupé"... Pero bueno, después de esta aclaración, os confirmo que en este blog seguirá siendo "Cibeles Madrid Fashion Week", estando etiquetadas bajo ese nombre todas las entradas que hablen sobre el tema.

Ayer tuve la oportunidad de ir -de nuevo- a un desfile de Carlos Díez.
Me dio rabia no poder ver el de María Escoté (en la misma sala, justo antes que el del diseñador).
Pero bueno, no me quejo. Porque el desfile de Díez fue fantástico.

Cuando comenzó no me pareció muy del estilo de Carlos Díez. El primer modelo llevaba jersey y pantalones (hechos de la misma tela que el jersey) y sobre éstos una falda. Todo en tonos verdes. Con sombrero a juego y bigote pintado (como luego se mostraron también el resto de los modelos -también ellas-).
Fue un comienzo extraño, pero lo cierto es que me gustó. Siempre me gustaron los chicos con falda. ¿Por qué no? Ahí tenemos a Bowie, a Axl o incluso a nuestro Miguel Bosé. Me gusta lo andrógino. Y me gusta la manera que tiene siempre de impresionar (sin llegar al exceso) este diseñador.

Después de este, llegaron otros diseños en tonos verdes. Y ahora también amarillos. Con estampados que no se distinguían claramente desde lo lejos, pero aún así se veían como estampados frescos (probablemente flores), rodeados de esos tonos tan propios de la naturaleza.

Se vieron también diferentes vestidos; algunos con la mencionada tela de jersey que llevaba el primer modelo; otros con los estampados florales en tonos amarillos y verdes.

Se vieron también monos, vestidos y pantalones con estampados a rombos. Recordaban a Arlequín. Creo que fueron esos (especialmente un mono de pantalón largo y manga larga) los diseños que más me gustaron del desfile.
La primera parte del desfile parecía diseñada para una obra de teatro. Y no digo esto como algo malo. Todo lo contrario: uno de mis sueños es diseñar ropa para ballet, teatro y circo. Es maravilloso adaptar las telas a la anatomía en movimiento. Y creo que algunos de estos diseños de Carlos Díez podrían cumplir ese papel a la perfección.

La segunda parte del desfile se tiñó de negro. Sobre todo vestidos -de cortes muy buenos; rectos, pero con movimiento-.
La mayoría de las modelos completaban su 'look' con una gorra ancha. Ése ha sido el detalle que menos me ha gustado. Odio bastante ese tipo de gorras. Supongo que la culpa no es de Díez, sino más bien de Justin Bieber y otros cuantos horteras que la han masificado hasta hacer que sea un elemento asociado a las mentes menos pensantes de este mundo.

Combinado con ese negro sobrio y elegante, llegaron los puntos de colores.
Se vieron pantalones muy cortos. Algunos también largos y anchos, nada ajustados al muslo (aunque sí un poco más al tobillo).

A destacar en general de este desfile: el maquillaje de las modelos (sencillo y con bigote pintado), los estampados y cortes que se repiten a lo largo del espectáculo -y que forman una unidad- y, por supuesto, las Converse, a las que el diseñador ya nos tiene acostumbrados en todas sus colecciones.
Estoy ya esperando la próxima edición para vez con qué nos sorprende Carlos Díez...

3 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Chica, eres la Tom Ford femenina.

Sueño dijo...

Qué envidia! :D

Me alegro de que hayas hecho una entrada sobre esto, porque estaba a punto de asediarte a preguntas xD

Pero me llama la atención que no hayas mencionado lo que más me ha sorprendido de Carlos Díez: las camisas.

Es lo que a mí me ha vuelto loco, al menos, lo que hacía con las camisas, cómo subía primero el cuello por encima de la cabeza de la modelo, para deformarlo y que cayera sobre los hombros de la siguiente. Cómo luego la camisa se iba extendiendo hasta cubrir todo el cuerpo... http://cdn.vogue.es/uploads/images/thumbs/201205/carlos_d__ez___pasarela_619607900_320x480.jpg
(este me encannta, hasta el sombrero es parte de la camisa xD, o esa es la impresión que me da a mí).

Eso es lo que a mí más me ha gustado.

Coincido totalmente contigo en que las gorras estaban de más... Cómo odio esas gorras, casi más que los vaqueros xD

Que envidiaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, vuelvo a decir.

PD: quiero ver fotos tuyas y de Tom :D

Anastasia dijo...

Alex Palahniuk...
¡mil gracias! Supongo que eso es un piropo.


Sueño...
tienes toda la razón con lo de las camisas. Un fallo enorme no haberlo mencionado. Al igual que es un fallo enorme no haber mencionado que en la primera fila, presenciando el desfile, se encontraban personajes como Vinila Von Bismark o La Terremoto de Alcorcón...
En cuanto a las fotos... creo que ya las has visto...

¡Besos!