domingo, 5 de septiembre de 2010

death on two legs (dedicated to...)


Le debo algo muy grande a un día como hoy, porque un día como hoy se tuvo la idea de darle al mundo un genio llamado Farrokh Bulsara.

Este genio llegó a nuestros oídos gracias a su voz y bajo el nombre de Freddie Mercury. Fue el cantante de Queen durante muchos años, aunque también recorrió parte de su carrera musical como solista.
Su voz la recordamos en canciones como The show must go on, Bohemian Rhapsody, I want to break free o Somebody to love, todas ellas inolvidables.

El disco de Queen que más me gusta (como ya he comentado en entradas anteriores de este blog) es A night at the Opera. La canción que pongo hoy aquí es el primer tema de este disco que marcó toda la década de los 70 y que influenció a bandas más jóvenes.
Death on two legs fue escrita por Freddie Mercury y dedicada al que había sido el manager de Queen durante años, con el que los miembros del grupo (y en especial el cantante) se sentían muy decepcionados e incluso enfadados, ya que a pesar de su esfuerzo y del éxito que habían tenido con sus últimos temas, no habían recibido el dinero que merecían. En la lista de canciones del disco, esta canción aparece bajo el nombre de Death on two legs (dedicated to...); así, pretendían evitar quejas por parte de Norman Sheffiled, pero el manager intentó demandarles (sin conseguir nada). El grupo introducía esta canción en directo diciendo "This next song is from A night at the Opera, this is about a motherfucker of a gentleman we call him Death on two legs".

Con este tema quiero enseñaros la fuerza del cantante (y en realidad la de todo el grupo), que en esta canción demuestra su voz y su capacidad para componer obras maestras. Todo el disco es una maravilla, pero colgarlo aquí entero me parece un exceso; sin embargo, espero que al poner este comienzo de disco os entren ganas de escucharlo entero.





Y por último: ¡felicidades Freddie!

2 comentarios:

María M. Bautista dijo...

¡Felicidades, Freddie!

Posdata: Death on to legs debe de sentirse el hombre más humillado (públicamente).

Anastasia dijo...

Decir tú bien