domingo, 17 de abril de 2011

arte moderno

Hay algunos artistas que en sus obras nos hablan sobre la importancia que tienen otras obras, o sobre cómo la gente tiende a buscarles un fin o un significado.
Comparto con vosotros una imagen de Banksy (uno de los graffiteros más importantes que ha habido nunca, quizá el más importante actualmente) y otra de Jordi Labanda (diseñador e ilustrador... supongo que todos conocéis sus dibujos), perteneciente a su Si te he visto no me acuerdo.
Y es que a veces el arte no tiene un significado, ni un fin. A veces nos mueve y otras no, eso es todo.



8 comentarios:

Tom/Shine. dijo...

En las ferias de arte, siempre girabamos la cabeza, queriendo ver más alla de lo que estaba pintado.
Solo una vez funcionó, habían colgado mal el cuadro.
Bansky es chévere, y al otro no lo conocía, gracias!
See ya!

Anastasia dijo...

Hay ciertos cuadros que no se sabe si están al derecho o al revés... No me extraña que lo colgasen mal.

Pues a mí Banksy me encanta, cada una de sus obras me parece más original e impactante que la anterior.
Jordi Labanda a mí me gusta mucho, pero tiene un estilo muy diferente. Publicaba viñetas bajo el nombre de Si te he visto no me acuerdo y en ellas criticaba con un humor muy sutil a las típicas pijas; sacó también carpetas, cuadernos, agendas, bolígrafos, lápices, camisetas, etc. con sus característicos dibujos y lo más gracioso es que eran las propias pijas que aparecían reflejadas en sus viñetas las que luego los compraban. Para más información: http://www.jordilabanda.com

Gracias por tu comentario,
un beso

Alex Noiser dijo...

Muy interesante lo del graffiti y lo de los dibujos del tal Labanda, lástima que mi opacidad artística se haya quedado solamente en la época del Renacimiento y el Barroco xD, un beso!

Víctor Hugo. dijo...

A mi Bansky me gustaba hasta que se flipó y pintó encima de un grafiti histórico que había en una calle de Londres que seguía ahí desde los 80. Luego parece ser que el que lo hizo en aquellos años, ya veterano y retirado del tema, regresó y le devolvió la jugada -Bansky hizo uno de sus topicazos que es el de dibujar a un pintor borrando con un rodillo el grafiti original- y el viejo respondió con otra cosa que no me acuerdo pero que es curiosa. Por internet estará la historia entera y sin tantas lagunasXD

El mundo del grafiti y arte urbano crea muchas controversias. Yo leía revistas sobre el tema y tengo un amigo que pintaba y hablábamos bastante sobre ello...
Una de mis opiniones o máximas es que "el arte no debe destruir el arte". Por lo tanto si este mundillo es una manifestación artística -como muchos de sus practicantes defienden- no deberían pintar sobre edificios históricos, monumentos, etc... Porque eso son estropicios y un crimen estético y artístico.

¡Saludos!

Anastasia dijo...

Alex Noiser...

es que no se ha vuelto a repetir nada como en el Renacimiento o en el Barroco, pero está bien saber qué ha venido después, qué hay ahora mismo, para comparar, para descubrir si el arte actual te mueve o no.

Gracias por comentar,
un beso

Anastasia dijo...

Víctor Hugo...

pues me pareció muy interesante la historia que comentaste, así que la busqué en internet para enterarme al 100% de lo que pasó.
Al parecer todo empezó cuando Banksy y Robbo (el graffitero de los '80) se conocieron en la presentación de un libro, o algo así; Banksy le dijo a Robbo que no conocía su obra (a pesar de que Robbo fuese un graffitero mítico) y entonces Robbo se enfadó, le pegó una bofetada y le dijo algo así como "no me conoces, pero ya no me olvidarás".
Un tiempo después, para vengarse, a Banksy no se le ocurrió otra cosa que tapar un graffiti de Robbo que había en los canales de Candem (Londres) y que llevaba intacto desde hace mucho tiempo. Bansky pintó encima el graffiti de que tú decías, el del hombre que está empapelando una pared (un graffiti bastante bueno en mi opinión, pero muy irrespetuoso con el que ocupaba anteriormente esa pared).
El caso es que al poco tiempo la pared volvió a ser cubierta por un graffiti en el que ponía "King Robbo" y que desencadenaba definitivamente una guerra entre grandes graffiteros. Lo que no se sabe con seguridad es si ese graffiti fue hecho por el propio Robbo o por un grupo de graffiteros que le admiraban (apareció firmado por Team Robbo).
Por último, Robbo volvió a pintar encima de ese muro, zanjando hasta el momento el asunto. Creo que esto fue lo último que él pintó sobre aquella pared:
http://felixmaocho.files.wordpress.com/2009/12/robbo2.jpg
http://felixmaocho.files.wordpress.com/2009/12/robbo3.jpg

Interesante lucha, la verdad...

Estoy completamente de acuerdo contigo en que el graffiti está bien hasta que destruye otro tipo de arte (ya sea un monumento, una iglesia o simplemente un graffiti anterior con algún valor).
Me parece muy bien esa ley no escrita que dice "el arte no debe destruir el arte".

Gracias por este comentario tan interesante,
un beso

Lou dijo...

a mi si me emociona..ME EMOCIONA!
y tu post me ha emocionado..un placer empezar el martes aquí...

salud/os

Anastasia dijo...

Gracias por pasarte. Me alegra de verdad el que mi 'post' te haya emocionado. A mí me emociona ver comentarios como el tuyo.

¡Un beso!